jueves, junio 16, 2005

Nemo

Hoy toca hacerles un poco de publicidad por la patilla a los ninots. Y la verdad es q no hace mucho tiempo construyeron en la capital de la tierra de las naranjas y la leche merengada (la paella sería algo demasiado obvio, como los adoquines del Pilar) un tinglado que no está nada mal, aunque sea arquitectónicamente hablando (pero esto como todas las cosas, a gustos). Se trata de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.
El complejo esta formado por El museo de la Ciencia (impresionante edificio diseñado por Santiago Calatrava), L´oceanografic y l´Hemisferic. La verdad es que nunca he visitado in situ el propio museo, aunque si he estado dentro del edificio (la premisa de mi tío que conoce el museo de la Ciencia de Barna y sus avisos de las patatillas que iba a ver- me decía que lo más espectacular de todo el museo era ver como nacían polluelos- me hicieron desistir de tal lance). En cuanto al Hemisferic, tres cuartos de lo mismo, nada más decirme que lo más espectacular era ver como el edificio en si, se movía cual ojo que se abre y se cierra, hicieron que mis ganas de entrar ahí se desvanecieran( bye, bye). Así que lo único que realmente he podido contemplar es l´Oceanografic, o el Oceanográfico, o como carajo le queráis llamar.



Ya lo he visitado un par de veces, y bueno, hay cosas que merecen realmente la pena, y otras que seguro no tanto. Tiene uno de los delfinarios más grandes de Europa. Pero aun así, me parece una barbaridad lo que hacen ahí con esos animales. No tienen espacio para nadar a sus anchas y que les hagan parecer monos de feria por la conquista de una sardinilla me parece atroz…pero bueno, la gente aplaudía y esas cosas cuando estos animales daban una voltereta o hacían sonidos guturales, que lástima (pensar que mi cabeza estuviera tan alienada que cada vez q tuviese hambre tuviese que dar un par de giros mortales acompañados de un tirabuzón, pues que queréis que os diga, me acojona un montón.
La ruta a seguir es la siguiente. Empiezas en el delfinario y de ahí vas paseando por diferentes ecosistemas, viendo las diferentes faunas marinas de los mismos. De esta manera, visitas tanto el Océano Antártico como el Antártico, el Atlántico, los mares tropicales y templados, el mar Mediterráneo, y las aguas Continentales. Y mentiría si dijese que no está currado de narices.



Y a partir de aquí las sensaciones de cada cual. Yo siempre he anhelado saber bucear. Es más, tengo unas ganas locas de aprender. El efecto de andar por un semi-tubo por debajo del mar es increíble, y si va acompañado de una paz y silencio producidos por la ausencia de gente, más que más. Ese pasillo en cuestión tenia unos 70 metros, y tocaba caminar sintiéndote rodeado de toda clase de pecedillos y otros no tan pezqueñines ( jo había unos tiburones super grandes, medían por lo menos 17 metros de eslora).



Tiene algo el mar ( q no la playa) q transmite una serenidad y una calma q te hace olvidar todo lo q te rodea y te sumerjas (Nunca mejor dicho) en aquello que te hace ser realmente feliz…
A parte de esto, me perdí a Nemo, supongo q alguien lo espantaría justo antes de llegar yo, q pena más grande, pero por el contrario sí que vi a Doris XD.




Y para ya no cansar más al personal, únicamente nombrar a los pingüinos, q son graciosos a mas no poder, y es así, son pingüinos y nada más ( y eso q había dos haciendo cosas de mayores, q descarados, ahí delante de todo el personal).




Sólo agradecer infinitamente la compañía y los rayos de sol…

Besos y carinyets para todo aquel que en un radio de unos 500 kilometros los sepa apreciar

1 Comments:

Blogger Iván Payá said...

Jajajaajaa, cochinos pingüinines...

No he estado en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, y lo cierto es que me da no sé qué visitarla. Tengo una visita pendiente a Valencia y supongo que cuando al fin me pase por allí iré a ver el complejo. Pero es que me da a mí que me va a resultar demasiado espectacular y frío. No soy amigo de estos "parques temáticos", pero oye, hasta que no vaya por allá, no haré más predicciones futiles.

Kike, tío, no te imaginas qué sueño hace por Barcelona.

Un tremendo abrazo!!

Iván

8:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home