lunes, marzo 15, 2010

julián

Este pasado 13 se marchó. Dos meses y medio de atención en sitio privilegiado. Quieto. Pasando calor. Sudando. Pero firme. Con "el Pilar" y el puente de Piedra marcando el norte. Acompañó en unos cuantos viajes, y en muchas veladas. Escuchó. Vivió. Pero sobre todo, hizo crear momentos. Lo típico de "antes, durante y después". Pero los creó, cosa nada sencilla. Lo mimé, lo cuidé. Cariño recibió, aunque de vez en cuando, la logística me hiciera ser algo brusco en las formas. Pero todo fue entendible. Todo fue razonado. Llegarán otros. Por supuesto, éstos, crearán otros momentos. Pero éstos ya fueron creados. Y de momento, son los que ya han sido. Y seguirán siendo, durante mucho tiempo, en la perfecta memoria.

Sólo una pequeña cosa más: Gracias (otra vez) :)

kike

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Deberías organizar una visita a casa de Julián periódicamente, cual peregrinación a la Meca, por esos momentos y por los que vendrán :)

7:46 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home